Talento es aportar Valor

Dan igual tus capacidades, lo importante es el valor que aportes.

Se que esto puede doler en frío, pero al mismo tiempo, es una oportunidad para todos porque el Talento no depende de las capacidades que tengas, sino de lo que hagas con las que ya tienes y del valor que aportes:

  • He visto personas con altas capacidades y poco talento;
  • He visto personas con capacidades moderadas que las aprovechan al máximo.
  • He visto personas con capacidades limitadas, y expresarlas de forma tan magistral que avergonzarían a muchos que se reconocen talentosos.

Pero si con esto no fuera suficiente, también he visto personas que aportan talento y valor, de vez en cuando, cuando se dan las circunstancias adecuadas de presión y temperatura.

Esto no significa que no debas desarrollar tus habilidades y capacidades. Al contrario, es fundamental seguir aprendiendo para adaptarte al futuro laboral que viene, sino que todas las personas traemos de Serie suficientes capacidades para aportar valor. Se muestra con naturalidad, con pasión y dando lo mejor de ti.

Las personas con Talento son artistas en la ejecución de sus emociones, pensamientos y comportamientos de forma natural.

Los personas con Talento adecuan sus emociones, pensamientos y comportamientos a la realidad que vivimos de forma flexible.

Las personas con Talento no solo aportan valor en el plano de los comportamientos de éxito, sino con sus pensamientos y emociones de éxito. Las personas con Talento aportan valor en las tres dimensiones.

Ahí reside la dificultad de encontrar Talento.

Entonces, si el Talento es aportar valor ¿a qué nos referimos cuando hablamos de talento en potencia?

El Talento en potencia no es mas que una expectativa de que si utilizas tus capacidades, aportarás valor. O mejor aún, es una condición lógica:

  • si utilizaras tus capacidades / competencias;
    • entonces aportas Talento – Valor;

Pero como todas las condiciones lógicas, solo se aporta valor si la condición se da: es decir, si utilizas tus capacidades.

Aunque el Talento sería como la Inteligencia – o como cualquier capacidad – y hay que entenderla en el contexto cultural en el que de desenvuelve (la percepción del Talento en España es distinta a la que puedan tener en Tanzania; o la puedan tener compañías de Estados Unidos y Alemania) solo se aprecia si se ejercita, si se muestra. Entonces se cumple la condición que se espera (expectativa).

Y como la Inteligencia, el Talento – tu valor – mejora si lo utilizas; y empeora si lo dejas marchitar. No hay punto medio. El cerebro refuerza las conexiones útiles y renuncia a las que no son usadas.

Siguiendo con el juego de los algoritmos, digamos que responde, a un patrón del tipo

  • si utilizaras tus capacidades / competencias,
    • entonces aportas Talento – Valor.
    • Incrementa +1 tus capacidades
  • si no,
    • No aportas Talento – Valor
    • Decrece -1 tus capacidades

Y todo esto en los tres planos: emocional, cognitivo y conductual; lo que sientes, lo que piensas, lo que haces.

Ahí reside la dificultad de encontrar Talento.

A %d blogueros les gusta esto: