Una referente para nuestras hijas

IN MEMORIAM MARGARITA SALAS.

En un mundo y en una época en la que hacen falta referentes y personas a las que admirar, el hecho de que Margarita Salas haya pasado desapercibida para mí, me hace dudar de mi moderada inteligencia.

Y es que una persona como ella merece ser admirada por muchas razones que he descubierto en el día de hoy.

¿Quién fue Margarita?

Lejos de querer aparentar que soy un experto conocedor de su vida – cuando es obvio que no lo soy – me gustaría compartir algunas reflexiones.

La vida de esta mujer ha estado ligada a la ciencia, algo que es supuesto como conocimiento objetivo avalado por un método científico, y aún así, tuvo que luchar para poner en valor el talento sin género.

En España fue discriminada, en Estados Unidos encontró un lugar en el cual investigar de la mano de Severo Ochoa, y luego, en su regreso a España volvió a encontrarse con el machismo.

Lejos de aceptar la situación, con trabajo y esfuerzo, se convirtió en un referente en el mundo de la ciencia y, cuando fue consciente de la situación de las mujeres científicas, luchó contra aquellos – y aquellas – que dudaban de las capacidades de las mujeres.

Ella consiguió sus éxitos y reconocimientos por ser una mujer exigente, trabajadora incansable, y hasta donde yo se, estas capacidades son genéricas, no tienen género.

Creo que la sociedad y los medios de comunicación han perdido la oportunidad de mostrar en vida a una mujer como Margarita, un referente entre las mujeres científicas, y hemos perdido el tiempo mostrando a personas insulsas y que no aportan ningún valor.

La importancia de referentes mujeres

Por supuesto, ella era suficientemente conocida en los entornos académicos, pero sabiendo que uno de los grandes retos de nuestra sociedad es que las mujeres se sientan interesadas por las Titulaciones llamadas STEM (por sus siglas en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas)) ejemplos como los de Margarita hubieran ayudado a que las niñas se acercaran más a la Ciencia y a la Tecnología.

Informes como el de Mujeres Jóvenes ante el empleo, elaborado en el marco del Plan de Acción de la Fundación PwC, y desarrollado por el equipo de RSC y Sostenibilidad de PwC en colaboración con Plan International entran en el detalle de todos estos retos y literalmente dice en su página 13, punto 4 entre las recomendaciones:

Eliminación de estereotipos: Reforzar en los contenidos educativos la presencia de referentes mujeres, así como de mensajes y apartados específicos relacionados con la igualdad.”

Y en el mismo informe se dice en su “Propuesta 3: promover el conocimiento de mujeres profesionales referentes provenientes de la empresa entre las niñas y las jóvenes”.

Para la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras (EJE&CON) , Margarita no fue solo una referente, sino que recibió la Mención de Honor al Talento sin Género. Esta Asociación, ejemplar, tiene en marcha un programa de Mentoring con el objetivo de que las Mentorizadas puedan conocer a mujeres referentes en su campo e identificarse con ellas.

Todo esto es para decir que, sin ninguna duda, mujeres como Margarita eran necesarias para romper ciertos estigmas y las niñas deberían aprender su vida en el colegio. Y he dicho vida, no solamente sus logros, porque su experiencia de vida es fundamental para entender como llegar a ser ese referente tan necesario.

Os invito a leer esta bonita entrevista que le hicieron hace unos años, donde ella habla de su vida, sus pasiones, sus virtudes…

¡Ay… Margarita! ¡Cuantas niñas hubieran querido conocerte!

Sus logros quedarán en la anales de la ciencia, su vida, debería ser aprendida en los colegios – no sólo los que llevan tu nombre – como modelo a seguir.

Me entristece haber sabido de Margarita en el día de su muerte. Hoy, todos los grandes periódicos la recuerdan, pero me da vergüenza reconocer que no he sabido de ti hasta hoy.

Pero ahora que te conozco, no dudes que contaré tu historia a mis hijas.

Descansa en paz.

A %d blogueros les gusta esto: